Blog

Clases prácticas en FUNCADE

Después de la finalización de cada módulo de estudios, los estudiantes de la modalidad semipresencial de FUNCADE asisten a sus clases prácticas para afianzar los conocimientos teóricos previamente recibidos.


Por tal motivo, recibimos este sábado, 9 de enero del 2021, a dos grupos de alumnos en nuestra sede matriz ubicada en el sector de los Álamos.


Los estudiantes, de Auxiliar en Enfermería y Auxiliar en Fisioterapia, llevaron a cabo las últimas clases prácticas de sus cursos, puesto que próximamente realizarán sus pasantías en diferentes establecimientos de salud con los que FUNCADE tiene convenio.


Ximena Camacho, docente del curso de Auxiliar en Fisioterapia, indicó que en esta clase revisó las monografías (referentes a patologías del sistema muscular o nervioso) previamente realizadas por los alumnos, como una forma de evaluar los conocimientos teóricos del grupo.


También se ubicó a los estudiantes en parejas, para que de manera didáctica muestren la atención que como Auxiliares de Fisioterapia darían a sus futuros pacientes. Allí, la instructora califica el desempeño en cuanto temas previamente tratados como medios físicos, masoterapia, kinesioterapia, entre otros.


“Pese a la pandemia, y la necesidad de reformular nuestras formas de enseñanza, pudimos trabajar sin mayor complicación. La colaboración de los estudiantes fue magnífica”, comenta Camacho.

Anita Alcívar, alumna del curso, concuerda. Señala que en algunos momentos las clases en línea han significado un reto; sin embargo, el apoyo de los profesores ha resultado fundamental para continuar con el aprendizaje.


Por su parte, el docente Emilio Flores, junto a los alumnos del curso de Auxiliar en Enfermería, dirigió su clase práctica de ‘técnicas administración de medicación en particular por vía parenteral’, es decir: la preparación del material para canalización de vía intravenosa y posterior administración de medicación.


Yolanda Huang, estudiante, manifestó que para ella estas clases han resultado motivantes ya que les permite a los estudiantes sentirse confiados de sus conocimientos y de la labor que están realizando.


“En las últimas clases aprendimos cómo retirar sangre, cómo aplicar un suero, y otras cosas importantísimas para nuestro trabajo”, comenta Yolanda y agrega:

“Para mí estudiar en FUNCADE ha sido muy gratificante. Ellos siempre están atentos al aprendizaje del estudiante y han sido muy comprensivos con todos nosotros en diferentes aspectos; además, la posibilidad de revisar continuamente las clases ha sido de gran ayuda”.